#Opinión Tres años de retrasos e incumplimientos pero no hay corrupción

Por: Maria Fernanda Peña                    Twitter: @mafe1118

Lo que sería una entrevista de caracter reflexivo, paso a ser una vez más la muestra del libreto repetitivo de la administración que gobierna Santa Marta hace 7 años.

El gerente del SETP, Luis Guillermo Rubio se tranzó en una controversia con el verraco edil Mario Quintero, quien sin pelos en la lengua manifestó en palabras más que la calle 22 era un monumento a la desidia y a la corrupción debido a sus retrasos, incumplimientos y costos de la obra, todo esto lo dijo en medio de una entrevista entregada al periodista de la W radio, Ian Farouk Simmonds.

Ante estos dichos, “Memo” haciendo gala de su libreto expresó que lo dicho por el edil Quintero no era cierto e incluso lanzó la expresión casí que amenazante cuando dijo que lo que aseguraba debía probarlo ante los estrados judiciales, es decir quedó ad portas de una tutela o una denuncia por injuria o calumnia.

Pero lo llamativo de la cosa, es que el “doctor Memo” dijo que se habían presentados contratiempos en la obra de la calle 22 y que el contratista había incumplido y por tanto sancionado, entonces quedan temas abiertos por responder como por ejemplo:

¿Cuando una obra dura más del plazo contratado, no es corrupción?

¿Quien eligió a los contratistas de la calle 22?

¿Contra viento y marea terminaron una obra contratada por el setp, porque los criticos tenían la culpa?

Bueno, que la obra se demore, el contratista incumpla y además se deba iniciar otro proceso contractual para ejecutar una obra ya adjudicada es culpa del Setp y de la Alcaldía, aún cuando el “doctor Memo” diga que todo se hizo bien.

Hay que recordarle al “doctor Memo” que la obra está en los tiempos (14 de enero) pues si fuera así habría que olvidar los mas de 3 años de retrasos de la obra, plazo que ya caducó y debió ser entregada.

Pero si el “doctor Memo” dice que todo está bien y que cumplió, entonces ¿porque la fiscalía tiene entre ojos a la señora Virna Jonhnson? No será porque hizo todo bien. Bueno la señora Jonhson deberá cargar con el Inri de ser la poseedora del retraso de la obra calle 22, eso a la gente de Santa Marta no se le va a olvidar y la sanción social es más dura que cualquier cosa en nuestra sociedad, en pocas palabras a las señora Virna la quemaron ante de tiempo.

Postdata: Señor Rafa Martínez, “doctor Memo”, señor Caicedo, la calle 22 no es una calle nueva, ustedes remodelando 6 cuadritas se tiraron mas de 3 años y ahora sacan pecho, mientras se les olvida la trocha de pueblo que tuvimos que padecer los samarios.

1 comentario

1 comentario

  1. Rafael Lzmo

    22 enero, 2019 a 9:59 pm

    una Excelente nota frente al desastre de la 22. Clara, analítica, concisa y bien argumentaba. Redacción 100%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir