Ni Caicedo ni Martínez le cumplieron a los niños de Bonda y Ciudad Equidad

Por: Vanessa Milena Bermú[email protected]údez

Diversión y aprendizaje para los menos favorecidos

Una ludoteca es un espacio donde se realiza algún tipo de actividad para niños utilizando juegos y juguetes, especialmente en educación infantil, con el fin de estimular el desarrollo físico y mental y la solidaridad con otras personas. Se originaron como espacios pedagógicos cuyo principal objetivo era ayudar a las familias con niños con dificultades y luego fueron ampliando sus servicios.

En ese orden de ideas, que el ex alcalde  Carlos Caicedo le apuntara a  la construcción de ludotecas en sectores poco favorecidos de la ciudad fue un propósito loable, -si es que calza ese calificativo con sus motivaciones-; pero que luego de 4 años lo único que se pueda encontrar tanto en Bonda, como en Ciudad Equidad sean ruinas multimillonarias, merece la lupa de los entes de control.

Los datos y las cifras hablan

El 27 de agosto del 2015 Carlos Caicedo dio inicio a las obras de construcción del Centro de Desarrollo Infantil y la Ludotecas en el corregimiento de Bonda y Ciudad Equidad, con una inversión que superó los $6.954 millones de pesos.

Desde la jefatura de prensa de la Alcaldía se emitió el boletín 695 del 2 de septiembre de 2015 anunciando que la obra del corregimiento de Bonda abarcaría 11.143 metros cuadrados, de los cuales 1170 corresponderían  a los 6 módulos de la Ludoteca y el resto sería para el CDI, que tendría 34 módulos, áreas grupales, área de circulación y  áreas libres cubiertas. Pero todo ello sólo quedó en anuncios, puesto que aunque la obra debió ser entregada en noviembre de 2015, a día de hoy aún no está lista.

La “plaga” de los contratistas incumplidos

UNIÓN TEMPORAL POR EL DESARROLLO INFANTIL CON EQUIDAD, representada legalmente por Juan David Bello Montes, fue la firma ganadora de la licitación de obra y debido a los retrasos,  casi un año y cuatro meses después del plazo inicial de entrega, la oficina de Contratación de la Alcaldía inició un proceso sancionatorio del cual al cierre de esta nota aún se desconocen resultados.

El lunes 13 de marzo de 2017 inició el proceso contra el contratista por los retrasos reportados por la Interventoría, para la semana comprendida entre el 3 y el 10 de marzo de ese año. 

En ese momento, los informes de la firma interventora daban cuenta de faltantes en: pañete exterior, elaboración de mediacañas de cubierta, instalación de ruana de cubierta, elaboración de zócalo media caña, pañete exterior e instalación de cubierta metálica en Ludotecas.

En efecto, según el citado informe  se pudo evidenciar el abandono total de la obra por parte del contratista, que desde el 23 de febrero del 2017 había suspendido las actividades en el terreno.

En lo concerniente al Centro de Desarrollo Infantil de Bonda, la interventoría reportó en ese entonces un retraso de 3 a 4 semanas en: el módulo de caminadores – ludotecas, módulo de baños públicos, módulo de aulas, módulo de bodega, módulo de lavandería, módulo de oficinas, módulo de cocina y módulos comunes.

Hoy a la comunidad se le hicieron paisaje estas obras inconclusas, luego de tantos años de incumplimiento y en la Gerencia de Infraestructura de la Alcaldía no responden a los llamados de este medio, para conocer de primera mano una respuesta que satisfaga a los destinatarios y financiadores de las obras, es decir, a los ciudadanos.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir