¿Fuerza resquebrajada?

Por: Vanessa Milena Bermú[email protected]

El dedo en la llaga

Las recientes declaraciones de Elisa Villarroel Acosta,  para la emisora Galeón, de Caracol, dejaron al descubierto una crisis al interior del Movimiento Fuerza Ciudadana, fundado por su ex esposo, Carlos Caicedo Omar.

En sus declaraciones Elisa Villarroel fue clara al señalar que si bien no es la vocera de Fuerza Ciudadana, sí es su directora y que en la designación de Virna Lizi Johnson Salcedo, como candidata  la Alcaldía, se desconoció el régimen estatutario del movimiento.

“Para eso se hizo la convención Nacional del Movimiento, para eso hay unos estatutos y hay que cumplirlos”

Pese a lo medido de las palabras de Villarroel, esta dejó ver que la candidatura de Virna no es de su entero agrado y que junto con ella hay un grupo de militantes del movimiento que esperan ser convocados para que las candidaturas surtan un proceso democrático de participación.

Qué dicen los Estatutos de Fuerza Ciudadana

En efecto, los Estatutos del Movimiento Político “del cambio” señalan que la designación un candidato o candidata a cargos de elección popular requiere la aprobación de las 2/3 partes de los afiliados que asistan a la Convención – en este caso distrital- que para estos efectos debería citarse con mínimo 8 días hábiles de antelación.

Así las cosas, en estos momentos ni Johnson ni Caicedo serían candidatos legítimos de Fuerza Ciudadana. Para ello tendrán que someter sus nombres a votación, la una en la Convención Distrital y el otro en la Convención Departamental del movimiento  y alcanzar por lo menos el voto favorable de dos tercios de los asistentes; lo que por supuesto no implicará ningún esfuerzo para el caudillo naranja, Carlos Caicedo. https://convencionnacional.fuerzaciudadana.com.co/wp-content/uploads/ESTATUTOS-FUERZA-CIUDADANA-V3.pdf

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir