Esto es lo que tanto defiende el senador Antonio Sanguino en Santa Marta

Por: Vanessa Milena Bermú[email protected]údez

Mucho ha opinado el honorable parlamentario Antonio Eresmid Sanguino Pérez acerca de la política samaria.

Una y otra vez ha dado declaraciones en defensa del autodenominado “modelo de gobierno del cambio” haciéndole el coro al ex alcalde Carlos Caicedo en su discurso del odio, dentro del cual el enemigo a atacar se redujo a una categoría de caucho en la que cabe todo aquel que le esboce una mínima crítica: los de antes. Pero ese es otro tema.

El caso es que muchos se venían preguntando el porqué del interés del senador de origen ocañero (como las mogollas macizas) en Santa Marta y esta mañana fue develado el entramado, por el también congresista Hernando Güida Ponce en entrevista exclusiva para Radiomagdalena y Radiorodadero.

Cabe anotar que, en la misma línea temática le lanzamos a Sanguino un cuestionamiento  hace unas semanas, desde nuestra trinchera tuitera. Ver: https://twitter.com/VanessaMilenaB3/status/1121913763593170944

Interés cuánto valés

Del “amor” de Antonio Sanguino por Santa Marta da cuenta el Contrato Interadministrativo No. 397 del 1 de julio 2016, firmado por el suspendido y sub judice alcalde Rafael Martínez con la Universidad Francisco José de Caldas; cuyo objeto fue la “Modernización Administrativa y proceso de Rediseño Institucional de la Alcaldía de Santa Marta”. Un acuerdo contractual que fijó como plazo seis meses, por un monto de $489.894.235

Sobre este contrato el representante Guida Ponce señaló  que con el mismo se desconoció la función primordial de la Escuela Superior de administración Pública-ESAP; entidad que bien pudo haber apoyado a la Alcaldía en todo el proceso de modernización, sin que se incurriera en gastos excesivos.

el mandato dado a la Escuela Superior de Administración Pública mediante la Ley 1551 de 2012, que consiste en apoyar especialmente a los municipios de Quinta y Sexta categoría, en sus procesos de rediseño institucional para mejorar su capacidad administrativa y promover el uso eficiente de los recursos. Con lo cual, el alcalde Martínez habría tenido el apoyo para la modernización sin ningún costo para el Distrito y habría contado con apoyo de alta calidad sobre la materia.

Igualmente el representante sacó a la luz que ya en el distrito se había adelantado una contratación similar en el 2015, con un organismo internacional como la Organización de las Naciones Unidas- ONU, a través de su  Programa para el Desarrollo-PNUD, por un monto casi igual al del Convenio en cuestión. Caicedo, también desconociendo esta Ley, había firmado en junio de 2015 un Convenio con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD por $400 millones (de los cuales el Distrito aportó $200 millones), con un objeto parecido al de dicho contrato” Afirmó el representante Güida Ponce

En este punto Guida Ponce cuestionó al suspendido Rafael Martínez por echar en saco roto los resultados del estudio del PNUD: “Martínez debió apoyarse en los resultados de este estudio para diseñar la propuesta de modernización y le habría ahorrado otro gasto innecesario al Distrito.”

Y siguió con profundos cuestionamientos acerca de las razones que llevaron a los sub judices Carlos Caicedo y Rafael Martínez a contratar dos veces el mismo estudio, la segunda vez con una universidad bogotana sin mayor prestigio y pasando por encima de las normas de contratación estatal; pero además con una indolente disposición del gasto público.

Cherchez la femme: busca a la mujer

Para encontrar la conexión entre el interés de Sanguino por Santa Marta y el convenio para el estudio de la Modernización de la Alcaldía basta con seguir el principio que una y otra vez repetía el penalista Alfonso López Carrascal en clases de Derecho Penal: cherchez la femme (“busca a la mujer” en francés).

En efecto, Hernando Guida constató que en el desarrollo del cuestionado contrato actuó la doctora Diana Meza como directora del proyecto. Incluso, así lo referencia la misma Diana en su hoja de vida pública de la red “linkedin”.

Pero ¿Qué tiene que ver Sanguino con Diana Meza? La respuesta la da el perfil de Antonio Sanguino en el portal  “Congreso Visible”, en el que se relaciona que está casado con la doctora Diana Meza, con quien tiene dos hijas.

Para el representante denunciante, todas estas circunstancias deben ser materia de investigación por parte de los entes de control y de hecho anunció que con los documentos que sustentaron sus afirmaciones promoverá las respectivas indagaciones e investigaciones.

 Aquí queda claro que las motivaciones del senador Sanguino no son ninguna lección de moral. Sencillamente está usando una universidad para hacer un contrato a favor de su esposa con sus aliados políticos lo cual constituye un claro conflicto de intereses.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir