Este es el estado de los Puestos de Salud que tienen en jaque al Alcalde Martínez

Por: Vanessa Milena Bermú[email protected]

Mañana se decidirá el futuro judicial del Alcalde distrital Rafael Alejandro Martínez y de los demás imputados en la investigación que se sigue por presunta contratación sin el lleno de los requisitos legales, de las obras de “Modernización de la Red Pública Hospitalaria de Santa Marta”. 

Esta investigación que tiene  como protagonistas tango al actual burgomaestre actual como al ex alcalde y candidato a la gobernación, Carlos Caicedo ha desatado una ola de indignación en sus seguidores, pero más allá de las pasiones hay que registrar que,  pasados cuatro años desde que se demoliera el primero de los puestos de salud en ser intervenidos, aún hoy ninguno funciona eficientemente. Todo pareciera indicar que  las intenciones no lograron superar la expectativa creada por los renders. 

Puesto de Salud de Mamatoco: En obra gris abandonada y mientras tanto se abrió una “sede”, ubicada en una casa en el barrio San Pedro Alejandrino, de la que se registran múltiples quejas por parte de los usuarios. Costo: MIL DOS CIENTOS MILLONES DE PESOS.

 

IPC La Candelaria: Aún inconcluso también. Costo Total de la obra: MIL TRESCIENTOS NUEVE MILLONES OCHOCIENTOS CINCUENTA Y CINCO MIL SEISCIENTOS TREINTA Y SIETE PESOS.   

Centro de Salud de Bastidas: Se entregó en octubre 2015 y al poco tiempo de arrancar operación se desató la ola de quejas y denuncias de parte de los líderes comunales por la falta de insumos médicos y hasta de agua potable.

A lo anterior se sumaron los estragos causados por un torrencial aguacero en octubre de 2018 que tumbó el 70% del cielo raso del área de urgencias y la posterior clausura de las áreas de  crecimiento y desarrollo, maternidad y citología, por parte de la Secretaría de Salud Distrital. 

Centro de Salud de Taganga: Esta obra  fue inaugurada el 27 de agosto de  2018 con bombos y platillos, tras más de tres años de espera y aún no ha entrado en operación efectiva. 

 

 

Lo paradójico de la situación es que mientras la Administración de Justicia, en especial la Fiscalía se han esforzado porque los samarios sepan la verdad detrás del estado de estos establecimientos de salud,  los militantes del régimen siguen convocando a un plantón con la la Rama Judicial del Estado.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir