Familia samaria pide apoyo para tratamiento de menor con gastrostomía

Por:@YamiPeriodista

María Paz Gutierrez Lizarazo, de 12 años, lucha contra gastroparesia e insuficiencia intestinal. Su familia solicita apoyo para continuar tratamientos en el extranjero.

La conmovedora historia de María Paz Gutierrez Lizarazo, una niña de 12 años diagnosticada con gastroparesia e insuficiencia intestinal, ha captado la atención en redes sociales. Desde noviembre de 2023, María Paz ha enfrentado una batalla constante contra el dolor y la pérdida de apetito, dependiendo de una sonda para su alimentación.

Lucha por una vida mejor

Desde su diagnóstico, María Paz ha estado bajo tratamiento médico especializado en un hospital de Bogotá. Los síntomas de la gastroparesia y la insuficiencia intestinal han limitado drásticamente su calidad de vida, requiriendo hospitalizaciones frecuentes y viajes mensuales a la capital para monitorear su condición. A pesar de los esfuerzos médicos, su salud sigue deteriorándose, y su familia busca desesperadamente alternativas de tratamiento en el extranjero.

En un intento por recaudar fondos y aumentar la concienciación sobre su situación, la familia ha lanzado una campaña en redes sociales titulada “Mejoremos la calidad de vida a MaryPaz”. A través de esta plataforma, comparten su historia y solicitan apoyo financiero para cubrir los costos de los tratamientos necesarios.

María Paz describe su situación en la campaña: “Desde que me diagnosticaron con gastroparesia e insuficiencia intestinal, mi vida ha sido un constante sufrimiento. No puedo comer vía oral y dependo completamente de una sonda para alimentarme. Espero que, con el apoyo de todos, pueda continuar mi tratamiento y mejorar mi calidad de vida”.

El apoyo de la comunidad

La madre de María Paz, en contacto con los medios, expresa su gratitud por la solidaridad recibida y pide a la comunidad que continúe apoyando a su hija en esta difícil travesía. Originaria de Bogotá pero criada en Santa Marta, María Paz tiene un fuerte vínculo con su comunidad en el Rodadero, donde residen sus amigos y familiares.

La familia de María Paz se aferra a la esperanza de un milagro y la posibilidad de encontrar un tratamiento que mejore la condición de su hija. “Cada pequeña contribución nos acerca un paso más a la posibilidad de que MaryPaz disfrute de la vida como antes”, afirma su madre.

La campaña sigue activa y cualquier tipo de ayuda, financiera o moral, es bienvenida. La comunidad se ha unido en un esfuerzo colectivo, demostrando una vez más la capacidad de la solidaridad humana para enfrentar adversidades.

Subir