Torturemos tiburones, está demostrado que no sienten

Por: Tata Sánchez Oviedo @tasao1008

Realmente en Colombia estamos jodidos, poco o nada nos interesa la tortura a la que es sometido un animal, para llegar bien delicioso a nuestro plato. No les vengo a cambiar sus ‘ideologías carnívoras’, yo también como carne sin remordimiento como ustedes.

Pero hay algo que vengo notando hace unos días con la bendita resolución que aprobó el Misitro de Agricultura Andrés Valencia en donde legaliza la caza de tiburones para comercializar sus aletas. Esta resolución expone un límite en peso de 5.2 toneladas de aletas de tiburón de la especie carcharhinus o tiburón cedoso, como máximo para el sector del mar Caribe.

Además de esto quedó plasmado que para el océano Pacífico se pueden pescar tres especies diferentes, cada una con una cantidad considerable de toneladas de aletas que serían comercializadas.

Palabras más palabras menos, desmembren tiburones pero no se pasen de lo estipulado, ahí es donde yo digo, ¿esos animales para que son devueltos vivos al mar? Si, yo se que los animales sufren, el “fuerte” se come al “débil” y el ciclo de la vida y demás, pero desmembrar a un animal solo porque es útil solo una parte de su cuerpo es como decir que solo le voy a quitar las patas a la vaca porque no sirve más nada, la dejo ahí sin caminar y sin muchas opciones de vida porque es que no me sirve para más nada.

Eso se llama tortura, los destinan a una muerte lenta y dolorosa solo por un exótico platillo, los devuelven al mar para que sean presa fácil de otras especies marinas. Acaso genera mucho gasto asumir la muerte de estos animales, me llamaran de sangre fría y no se que más pero yo prefiero que acaben con la vida de estos animales, antes que devolverlos al mar como que nada pasó.

Ahora, ¿por qué tienen que ser TONELADAS de aletas?  Imagino que es necesario ingerir estos alimentos, es decir, de no comerlos podríamos morir, supongo que por eso es que lo venden tan costoso y tienen ese límite de peso para pesca.

Como dijo el ministro Valencia, hay que revisar la resolución porque parece que hubo un mal entendido y yo le pido que se tome el trabajo y el tiempo que sea necesario para tomar una mejor decisión.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir